Smart Green

3 razones para elegir el comercio local en tus compras

Te contamos 3 poderosos motivos por los que deberías elegir el comercio local al momento de realizar tus compras. ¡El medio ambiente lo agradecerá!-1

Se respira un aire diferente, cercano, un trato personal que te hace sentir especial. Las compras en un comercio local son otro rollo. Se venden productos elaborados en la zona y el alcance de su actividad es exclusivo de la localidad.

Debido a las restricciones impuestas por la pandemia de Covid-19 y al cambio en las modalidades de trabajo, el comercio local se ha visto favorecido frente a las grandes cadenas. Las dificultades para transitar y la posibilidad de adquirir productos frescos son los principales motivos de esta tendencia.

¿El comercio local es sólo una tendencia?

El comercio local no es solamente una tendencia. Desde el punto de vista económico contribuye a sostener a pequeños productores y comerciantes. También representa el 13% del Producto Interior Bruto (PIB) de España. Además, ayuda a reducir significativamente la huella ambiental de los productos que consumimos. Esto se debe a su contribución al ahorro energético y al fomento del consumo responsable.

El impacto ambiental del comercio local

El Día Mundial del Medio Ambiente, celebrado el pasado 5 de junio, nos recuerda la importancia de tener en cuenta el impacto ambiental de nuestras acciones. Todo lo que hacemos tiene una repercusión en mayor o menor medida sobre el medio ambiente. Conocer cuál es ese impacto, así como las prácticas para reducirlo, es un paso fundamental hacia la sostenibilidad.

El ahorro energético

La producción de energías renovables en España tuvo un crecimiento considerable en 2020. Como muestra el  informe de Iberdrola, en Europa las energías renovables superaron en producción de electricidad a los combustibles fósiles. Sin embargo, no podemos menospreciar la relevancia del ahorro energético y lo que este implica para combatir el cambio climático.

Cada vez que hacemos las compras en un comercio local estamos contribuyendo a la eficiencia energética. La mayoría de los productos que se comercializan en las grandes tiendas no se producen localmente, sino que recorren grandes distancias.

Todo ese trayecto realizado mediante transporte marítimo, terrestre o aéreo, representa toneladas de dióxido de carbono que son emitidas a la atmósfera. El dióxido de carbono es un gas de efecto invernadero que contribuye ampliamente al calentamiento global.

Los pequeños comercios locales, en cambio, suelen comercializar productos de la zona. Es decir, distribuyen y comercializan los productos que se generan en la propia localidad. De esta manera, la emisión de gases a la atmósfera como consecuencia del transporte es mucho menor.

El ahorro de recursos naturales

La reducción del transporte implica una disminución del embalaje. Los productos son empacados según las distancias a recorrer y los medios de transporte utilizados. Al disminuir el tiempo que el producto está en tránsito, entonces, se requiere menos embalaje.

Este ahorro de empaques y envolturas se traduce en un ahorro de recursos naturales que son consumidos para su producción. Plásticos, papel, cartón, cintas y adhesivos, para nombrar algunos ejemplos.

Aunque los embalajes son necesarios para que los productos lleguen a su destino en óptimas condiciones, una vez cumplida su función son desechados, transformándose en residuos.   

El fomento de prácticas amigables con el medio ambiente

Otra ventaja que presenta para el medio ambiente el comercio local es el fomento de una producción más consciente y sustentable. Los productores locales suelen producir a pequeña escala y, por lo tanto, no utilizan grandes cantidades de productos químicos. Sus prácticas son más saludables y, en general, trabajan de modo artesanal. Los productos son menos procesados y se encuentran con facilidad en los comercios locales.

Contribución a los objetivos de desarrollo sostenible

Otro impacto positivo del comercio local es su contribución en al menos 3 de los objetivos del desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza y proteger el planeta. El comercio local contribuye en:

Pequeñas acciones que hacen la diferencia

Hacer las compras en un comercio local nos ahorra tiempo y nos evita desplazarnos hasta tiendas más lejanas. Ahora sabes el impacto ambiental positivo, económico y energético que esa pequeña acción implica.

Salir de la versión móvil